Relación entre Celiaquía y Diabetes

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por niveles alterados en la glucosa sanguínea. Existen dos tipos de diabetes, la diabetes mellitus 1 y la diabetes mellitus 2.Relación entre Celiaquía y Diabetes

Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1, es aquella que se presenta mayormente en niños y jóvenes, y en la cual el sistema inmunológico ataca las células del páncreas, que son las que se encargan de producir insulina. Cuando el cuerpo comienza a carecer de la insulina, una hormona que tiene como función regular la concentración de glucosa en sangre, entonces existe un aumento de glucosa, condición que se conoce como hiperglucemia. La diabetes tipo 1 se manifiesta con pérdida de peso, hambre, sequedad en la boca, fatiga y micción frecuente.

Aunque se desconoce una causa determinada de la diabetes, se sabe que la genética y ciertos factores ambientales así como el uso de algunos medicamentos pueden favorecer su aparición. La diabetes puede tener complicaciones serias si no se atiende, como enfermedad renal, pérdida de la visión, accidente cerebrovascular, enfermedad cardiaca, entre otras.

El diagnóstico de la enfermedad, suele ser mucho más sencillo que el de enfermedad celiaca, ya que sólo se requiere un análisis sanguíneo para monitorear los niveles de glucosa en sangre, aunque también se pueden estudiar los anticuerpos.

El tratamiento consiste en llevar una dieta balanceada y la aplicación de insulina.

Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es aquella que se presenta con más frecuencia en adultos, y regularmente ocurre porque el páncreas no secreta suficiente insulina, o la insulina secretada es defectuosa o bien, existe una resistencia de las células a la insulina.

Aunque tampoco hay una causa determinada, se sabe que algunos factores pueden predisponernos al desarrollo de diabetes tipo 2, como el exceso de peso, la edad, el sedentarismo o la herencia genética, es decir, tener familiares que padezcan la enfermedad.

La relación entre diabetes y celiaquía

Fue en la década de los 60s, que se estableció una relación entre diabetes mellitus tipo 1 y la enfermedad celiaca. Se estima que el 8% de las personas con diabetes mellitus también padecen la enfermedad celiaca, mientras que este porcentaje en la población general es de sólo el 1%, es decir, la celiaquía es más común en pacientes con diabetes mellitus tipo 1.

Al estar presentarse ambas, es muy posible que los síntomas se confundan pasando por lo general, la enfermedad celiaca como asintomática o bien, desapercibida.

Es debido a la relación que se ha establecido entre ambas enfermedades que muchos médicos solicitan exámenes diagnósticos para celiaquía luego de que se confirma diabetes tipo 1.

Recientemente un estudio ha sugerido que la alimentación y dieta libre de gluten también podría proteger contra el desarrollo de diabetes tipo 1, pese a que esta investigación fue llevada a cabo en ratones, los expertos creen que la relación entre ambas enfermedades es bastante clara, y muy posiblemente si se tiene un factor hereditario para diabetes tipo 1, se recomienda evitar el consumo de gluten, el que parece afectar las bacterias a nivel intestinal, provocando alteraciones que podrían contribuir el desarrollo de estas enfermedades en  donde la respuesta inmunológica se ve afectada.

A pesar de estos datos, aún hace falta más investigación sobre como el gluten puede contribuir en el desarrollo de estas enfermedades y cómo es el proceso por el cual cualquiera de ellas se detona.

Enfermedad Celiaca y Diabetes Mellitus tipo 2

Actualmente no se ha comprobado algún vínculo entre la enfermedad celiaca y la diabetes mellitus tipo 2, por lo que aunque puedan llegar a presentarse juntas no quiere decir que estén directamente relacionadas.

Expertos aseguran que aunque la diabetes mellitus tipo 2 tiene un importante factor genético, no hay una relación entre este componente genético con los genes que se asocian con la enfermedad celiaca.

Los defensores de la dieta sin gluten aseguran que es muy útil para ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre, sin embargo, no hay una evidencia clara de que esto sea real por lo que se trata de una controvertida postura. A pesar de esto, no hay contraindicación de la dieta sin gluten para diabetes, por lo que optar por ella puede ser la decisión del paciente aún si no se tiene un diagnóstico de celiaquía.

A tener en cuenta

Cabe mencionar que en un paciente con enfermedad celiaca, se puede desarrollar daño en las vellosidades intestinales debido a la exposición prolongada del gluten, y debido a esto, puede haber ciertas complicaciones.

Las vellosidades intestinales participan en la absorción de nutrientes, y si no hay una correcta absorción de nutrientes, puede ocurrir una baja de glucosa (hipoglucemia) siendo un peligroso estado en el paciente diabético por lo que es necesario tener en cuenta para el posible diagnóstico de celiaquía  y su atención inmediata.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR