La Lactancia Materna protege contra enfermedad celíaca

La lactancia materna, podría ser un factor clave para evitar que una persona con predisposición a celiaquía pueda prevenir su desarrollo prematuro o incluso a futuro. De acuerdo a un estudio reciente, introducir alimentos con gluten, en la dieta del infante mientras aún se alimenta del seno materno, reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad celíaca en la infancia temprana y probablemente también durante el período de la infancia posterior.Lactancia materna y Exposición Temprana al gluten

Más acerca de la celiaquía

La enfermedad celiaca es considerada una enfermedad autoinmune, con un factor genético de gran peso. Cuando una persona celiaca consume gluten, la exposición al mismo puede atrofiar las vellosidades intestinales a largo plazo. Además, existen otras síntomas que se pueden presentar a corto plazo, como dolor abdominal, nauseas, heces fétidas, pérdida o ganancia de peso, depresión, diarrea, pérdida del cabello, entre otros. El tratamiento consiste en eliminar el gluten de la dieta, es decir, evitar su consumo, de esta forma se pueden combatir estos síntomas.

Intolerancias alimentarias

La exposición ambiental, así como la exposición a ciertos alimentos puede influir en los procesos inmunológicos, generando intolerancia o bien tolerancia hacia ciertos factores o alimentos.

Los expertos creen que una ablactación adecuada, es decir, una adecuada introducción de alimentos sólidos en el infante puede evitar que este desarrolle alergias o intolerancias alimentarias.

La lactancia materna tiene muchos beneficios conocidos y cuenta con un efecto inmunomodulador, es decir, capaz de regular el sistema inmune. Debido a estas características de la leche materna,  es un excelente complemento cuando se introducen los alimentos sólidos en la dieta del bebé.

¿En qué consiste la lactancia?

Es el periodo durante el cual el bebé se alimenta de la leche materna exclusivamente. La Organización Mundial de la Salud recomienda que la lactancia materna tenga una duración de 6 meses. Los expertos recomiendan que si esto no es posible, el bebé reciba por lo menos 4 meses de lactancia exclusiva.

A partir de los 6 meses, el bebé ya está listo para comenzar a ingerir alimentos semisólidos, como puré de vegetales y fruta, la toma de estos alimentos van reemplazando las tomas de leche materna, es decir, no es necesario suspender la lactancia materna, este cambio a la dieta familiar será progresiva.

En muchas ocasiones y por diversas razones, la leche materna es reemplazada por la leche de fórmula que carece de muchos de los beneficios de la leche materna.

Riesgo de desarrollar celiaquía

Un estudio ha analizado el riesgo de desarrollar celiaquía según la edad en la que el gluten se introdujo en la dieta del niño.

Además también se evalúo la cantidad de gluten que se le ofreció al infante, el tipo de alimento, y si el niño aún se encontraba en periodo de lactancia. El estudio reveló que los niños que aún eran amamantados cuando se introdujo alimentos con gluten en su dieta, tenían una menor incidencia de celiaquía, que aquellos que habían interrumpido la lactancia. Además, el riesgo fue menor, en los lactantes que tenían una toma de leche materna en la siguiente hora después de haber consumido el alimento con gluten.

Los tipos de alimentos que suelen incluirse en la dieta del bebé que contienen gluten, son galletas, harinas de trigo para papillas, avena, pan, pastas, y otros preparados. No obstante estos resultados sugieren que la lactancia materna pueden reducir el riesgo de padecer celiaquía, más no  descartarlo por completo.

En conclusión, es recomendable extender la lactancia materna hasta un año de edad del bebé, de esta forma, aunque vaya integrándose a la dieta familiar, seguirá recibiendo los beneficios de la lactancia materna y posiblemente previniendo intolerancias o alergias alimentarias.

Otros Beneficios de la lactancia materna

Si bien, el no recibir la leche materna puede ser un factor de riesgo para desarrollar celiaquía. Hay otros beneficios de la lactancia materna. Para el bebé, la lactancia tiene los siguientes beneficios:

  • Fortalece el vínculo de madre-hijo
  • Reduce el riesgo de padecer alergias
  • Reduce el riesgo de padecer intolerancias alimentarias
  • Fortalece el sistema inmune del lactante
  • Es el mejor alimento para el bebé, nutriéndolo
  • Se ha vinculado con un mayor coeficiente intelectual
  • Es de fácil digestión
  • Ayuda a prevenir la obesidad en el bebé

Además, la lactancia también brinda beneficios para la madre. Los beneficios para la madre, son los siguientes:

  • Ayuda a perder el exceso de peso acumulado durante el embarazo
  • Reduce el riesgo de padecer cáncer de mama
  • Es económica
  • No requiere de preparación ni del uso de biberones por lo que ahorra tiempo
  • Reduce los sangrados después del parto

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR