7 Consejos para Vivir Sin Gluten

Llevar una dieta sin gluten no siempre es una tarea sencilla, pero hay consejos que podemos seguir para que nuestra dieta sea más saludable. Hoy te presentamos una serie de sencillos consejos y recomendaciones para hacerte la vida más fácil.Consejos para vivir sin gluten

Consejos útiles para vivir sin gluten

1. Trata de ser paciente

Al recibir el diagnóstico, es posible que la dieta sin gluten sea motivo de preocupación y estrés constante, y normalmente nos sentimos abrumados  con toda la información que debemos digerir para cambiar nuestros hábitos. Incluso puedes llegar a tener la sensación de que todo contiene gluten, y estás rodeado de gluten.

Antes de abrumarte, toma un profundo respiro, y ten en mente que adaptarte a la dieta sin gluten puede llegar a tomar hasta 6 meses.

Es posible que experimentes ansiedad y tristeza por renuncia a los alimentos que has comido toda la vida, sin embargo, la idea de vivir sin los síntomas de la celiaquía es reconfortante, por otro lado, hay harinas alternativas que en muchas ocasiones se pueden adaptar para preparar los alimentos que siempre has disfrutado.

2. Mantente Positivo

Trata de enfocarte en aquello que sí puedes comer, y deja de lamentarte por lo que no puedes comer. Hay muchos alimentos que son naturalmente libres de gluten como la carne, el pescado, pollo , huevo, frutas, verduras, legumbres, arroz , etc. Además, las especias también son libre de gluten naturalmente, y de bebidas, el café, té, vino y leche son opciones sin gluten.

3. No caigas en la tentación del gluten

Cuando se está en una dieta libre de gluten, es normal que experimentemos cierta tentación por los alimentos que lo contienen, y podemos llegar a pensar que un poco de gluten, no puede hacernos daño,  especialmente si no experimentamos muchos síntomas al momento de ser diagnosticado.

En muchas ocasiones parece más sencillo consumir un poco de gluten, que tratar de no hacerlo, ya sea porque estamos comiendo fuera, o porque simplemente no encontramos algún ingrediente, sin embargo, estas pequeñas ingestas de gluten, pueden ser a la larga un problema grave de salud, lo mejor es apegarse a un 100% a la dieta.

4. Infórmate

La información es la mejor aliada para llevar una dieta libre de gluten, por ello es importante aprender todo lo que podamos acerca de la dieta sin gluten. Lo ideal es ponernos en contacto con expertos, como las asociaciones de celiacos de nuestro país con el fin de obtener la información más actual en nuestra localidad.

También puedes recurrir a sitios informativos en internet, y por supuesto consultar a tu médico sobre las medidas que debes tomar para llevar una dieta libre de gluten.

5. Adquiere libros de cocina

Contar con al menos un libro de cocina sin gluten te sacará de muchos apuros y poco a poco te da la libertad de ser creativo con tus propias recetas a medida que vas experimentando con los sustitos de la harina de trigo.

Tus libros de cocina comunes aún son útiles, ¡no los deseches! Puedes aprovechar estas recetas como inspiración, y tratar de adaptarlas a la dieta sin gluten, reemplazando los alimentos que lo contengan con opciones libres de gluten. Como por ejemplo recetas con maíz.

6. Conoce tus opciones

Es importante empezar a familiarizarte con las marcas y productos que están etiquetados como libre de gluten, así como los fabricantes que ofrecen dichos productos. También es importante, revisar los estantes de tu supermercado, y comenzar a ubicar los alimentos sin gluten.

Será necesario que identifiques las tiendas, establecimientos, tiendas en línea, restaurantes, etc, que pueden proveerte de productos sin gluten, recuerda que no necesariamente tiene que ser un alimento diseñado sólo para celiacos, ya que hay muchos alimentos que carecen de gluten naturalmente, por lo que sólo debes encontrar a proveedores que garanticen que el producto no ha estado en contacto con el gluten (contaminación cruzada).

7. Siempre lee las etiquetas

Al principio será una tarea tediosa, sin embargo, leer las etiquetas con atención, es la clave para adquirir alimentos libres de gluten. Varios productos hoy en día están certificados como libres de gluten y cuentan con sello que lo reitera.

Por otro lado, las etiquetas también pueden incluir datos como alimento procesado en máquinas que procesan trigo”, ó “puede contener trazas de gluten, todas estas advertencias nos indican que no son un producto seguro.

Además, las etiquetas también mencionan los ingredientes, que nos puede aclarar si el producto en efecto puede contener gluten o no, sólo hace falta saber que ingredientes son fuente de gluten, especialmente en el caso de los alimentos procesados.

8. Resuelve el dilema del pan

Quizás una de las cosas que más puede afectarnos en la dieta sin gluten, es que el pan, esta “Prohibido”, por lo menos esta es nuestra primera impresión, no obstante, esto es erróneo, aún se puede hacer un buen pan con sustitutos de harina de trigo, las mezclas de harinas son una excelente alternativa.

El pan sin gluten casero, suele ser más económico y te permite experimentar con la receta tanto como desees para obtener el resultado más agradable.

También es posible que adquirir una máquina de pan sea de utilidad, de esta forma el proceso se simplifica y puede ahorrarte tiempo y a la larga, también dinero.

9. Sigue adelante

No permitas que la dieta sin gluten te limite, aún puedes seguir acudiendo a reuniones con amigos, salir a comer en familia, y todo lo que antes solías hacer, es sólo cuestión de tiempo para dominar los productos que puedes consumir, y prueba y error.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR